AsturiasHacking

Coding Dojos

¿Dojos en AsturiasHacking? ¡Dojos en AsturiasHacking! Si estás interesada o interesado en participar como facilitadora, por favor, envía un correo a la siguiente dirección para que podamos explicarte las instrucciones y darte acceso a un conjunto de recursos compartidos:

  • asturiashacking[at]gmail.com

¿Cómo funciona?

Una vez al mes, la Comunidad se auto-organiza para facilitar sesiones de coding dojo con el objetivo de poder practicar diferentes habilidades de desarrollo de software (stay tuned! Las diferentes sesiones las anunciaremos a través de nuestra página de Meetup y Twitter). Estas actividades contarán con personas diferentes encargadas de albergar y desarrollar la sesión. Estas personas salen de un conjunto de voluntarios de la propia comunidad que irán facilitando las distintas sesiones de manera colaborativa (¡gracias!).

Para gestionar la lista de voluntarias, utilizamos una hoja compartida de Google Sheets donde se puede ver rápidamente el número de sesiones facilitadas por cada persona y es sencillo determinar a quién le toca facilitar la siguiente actividad.

¿Cómo se facilita un Coding Dojo?

Queremos que cada persona pueda aplicar su propio estilo de facilitación, por lo que desde AsturiasHacking no tenemos ninguna directriz en este aspecto. Si es vuestra primera vez, os recomendamos que acudáis primero a alguno de nuestros eventos para entender la dinámica. Además, podéis leer más información en la página web de CodingDojo.com, donde se explica brevemente el formato y los diferentes tipos de dojos que existen.

¿Qué tengo que tener en cuenta durante la sesión?

Desde el punto de vista de AsturiasHacking, lo más importante es asegurar que se está generando un espacio seguro para todes les participantes. En un Coding Dojo hay mucha colaboración, y la única manera de asegurar que todo funciona es garantizando que nadie se sienta discriminado por ningún motivo relacionado con su género, raza, religión, orientación sexual, etc.

Para ello, tenemos a disposición de todas las personas (facilitadoras y asistentes) nuestro código de conducta y términos y condiciones para cada actividad. Estos recursos son de obligado cumplimiento y nos deberían de dar unas pautas de acción bien definidas en caso de enfrentarnos a problemas enmarcados en cualquiera de ambos documentos.